UNA TRAVESIA POR EL TIEMPO, EL BARRIO DE LOS SAPOS EN PUEBLA

Por Alejandro Carballo

El Barrio de los Sapos es uno de esos lugares que nos llenan de nostalgia, que nos atrapan desde la primera vez que pisamos sus calles, pues pareciera que el alma de este lugar genera cierta esencia sinigual que nos hace no olvidarnos nunca de este barrio y sus calles.

Una de las actividades de este lugar desde tiempos lejanos es el comercio de objetos antiguos, muebles, arte, juguetes y antigüedades en general, todo ese universo de cosas que pareciera, están extraviadas en el tiempo, llenan las calles de este barrio en fin de semana, el peculiar ambiente que de día resulta muy movido y bullicioso, de noche se sumerge en la nostálgica bohemia de cafés, bares y sitios llenos de encanto y transeúntes que van en busca de lugares y ambientes de este lugar. Basta con una caminata por las calles de este barrio para comprender el hipnótico encanto de este sitio que se queda guardado para siempre en nuestros corazones.

El pasado está presente, el Museo Amparo a la vuelta emerge como una grata propuesta cultural local, el surgimiento de galerías de arte, espacios para la cultura y la gastronomía contemporánea le siguen, sin perder de vista el mercado de artesanías, las tiendas y hoteles boutique que aderezan la zona que ya de por sí refleja la gran diversidad de estilos arquitectónicos, iglesias, más museos, terrazas, mercadillos, etc., sin duda, un agasajo que nos deja siempre grandes experiencias y recuerdos.

En el barrio de los sapos podrás encontrar:

  •  Tiendas de Antigüedades; que a lo largo de varias generaciones siempre ofrecen arte y objetos antiguos pertenecientes a diversas épocas, muchas de estas piezas provienen de antiguas haciendas, iglesias, casonas y de algunas colecciones privadas de familias que han permanecido en Puebla desde tiempos remotos.
  • Galerías de Arte; que poco a poco han surgido debido al interés por el arte contemporáneo y emergente que, gracias a espacios culturales y museos, ha crecido el mercado y consumo del arte en esta localidad.
  • Museos; que responden a una oferta turística interesada en la cultura, la historia y el arte local, entre ellos, el museo Amparo
  • Tiendas Gourmet; que encuentran grandes oportunidades para aquellos que aman la cocina poblana.
  • Hoteles Boutique; que ofrecen un hospedaje de primer nivel, que se interesan por gestar experiencias únicas a sus huéspedes y que desean siempre interactuar con la vida local de manera benéfica, siempre contribuyendo a las causas culturales, de comercio justo, de sustentabilidad, sin dejar de lado la estética, la arquitectura, el interiorismo y el buen gusto por el diseño, un buen ejemplo es, el Hotel Mesón Sacristía de la Compañía.

El barrio de los sapos es un ejemplo a seguir, sus hermosas calles, la conservación de antiguos inmuebles, la limpieza del lugar y toda la actividad que se genera en este espacio que comprende unas cuantas calles del centro de la ciudad de Puebla se debe tanto a los vecinos como a las autoridades que se han esmerado por darle vida a este hermoso barrio poblano.

Los que visitamos ocasionalmente este increíble barrio, busquemos siempre ayudar a que este lugar no pierda su esencia, respetemos los espacios, contribuyamos al consumo local y apoyemos siempre a los artistas y comerciantes locales. Seguramente el resultado siempre dejará gratas experiencias a viajeros y visitantes.