Paseo Fotográfico Nº 4 Centro de Tlalpan


Descubrir el Centro de Tlalpan a través de la lente es tener la posibilidad de sumergirnos en la tradición de pueblos originarios del sur de la ciudad de México, su interesante configuración llena de áreas verdes, vestigios arqueológicos, centros culturales, artistas locales, artesanos y una pequeña comunidad de amantes del buen café y la gastronomía, plantean tan sólo una pequeña probada de lo que es este emblemático lugar.


El centro de Tlalpan ha fungido como un pequeño ombligo cultural y de esparcimiento para las personas que viven en el sur de la ciudad, su trazado lleno de historia y alegorías de los pueblos antiguos de esta región, han pasado desapercibidas para las masas, el turismo y al fenómeno de consumo que ha dejado grandes estragos al patrimonio de cualquier lugar del mundo.

Tlalpan por el contrario, se ha mantenido distante a las multitudes, su crecimiento ha estado mejor planeado que en otros sitios, sus calles por las mañanas son apacibles, silenciosas y fotogénicas, desde temprano encontramos el típico olor a café, a pan recién horneado y el mercado de La Paz dispuesto a abrir sus puertas recién sale el sol.

Para quienes hacemos fotografía, es el lugar ideal, pues las tiendas de abarrotes no han cambiado mucho en años, las ferreterías mantienen su fachada intacta, incluso con productos tradicionales de México, el mercado conserva su arquitectura original, al igual que la estampa de sus calles, sus casas, sus templos y muchos espacios que afortunadamente se han rescatado de las manos de algunas inmobiliarias.

Tlalpan fue la capital del estado de México, lo que ayudó a que su esencia se preservara casi intacta como un conjunto de pueblos, barrios y lugares llenos de tradición, fuera del paisaje urbano.

También fue refugio de órdenes religiosas desde la época colonial y hasta nuestros días. Lo que originó que en algún tiempo se le considerara al Centro de Tlalpan como “el pequeño vaticano”.

La palabra Tlalpan se compone de dos vocablos de origen náhuatl, ‘tlalli’ que significa “tierra” y ‘pan’ que significa “sobre”, sin embargo se le agregó la palabra “firme”: Tlalpan “lugar de tierra firme”.

Muchos años se le denominó San Agustín de las Cuevas, nombre que se le acuñó debido a la erosión del suelo pedregoso causado por la erupción del volcán Xitle y por el santo San Agustín.

Las festividades locales, nos dan cuenta de las tradiciones y costumbres de arraigo, así como las órdenes religiosas, los colegios, conventos e iglesias que también ayudan a preservar la tradición religiosa. Y una de las más importantes es la veneración al santo patrono de Tlalpan, San Agustín de las Cuevas.

Tour Fotográfico por Tlalpan

Este tour o paseo fotográfico inició desde el Taller de Fotografía Artística que propuse en la Universidad Intercontinental a mediados de 2019.

La posibilidad de generar un recorrido cultural para que alumnos de diferentes carreras, que se integraran y exploraran el Centro de Tlalpan, su patrimonio y pusieran en práctica la fotografía, captó el interés de promover el conocimiento de una zona poco explorada por la lente y a veces hasta olvidada.

El resultado fue un sorprendente, descubrimos el potencial de este lugar, la interesante composición de su pasado y presente, así como el interés de las nuevas generaciones de fotografiar y conocer a fondo Tlalpan.

La flora y fauna de Tlalpan

Es sorprendente la cantidad de flores que tiene este lugar, tan sólo en un espacio uno puede apreciar diversas especies de flores endémicas y algunas otras pertenecientes a otras regiones.

Insectos, árboles sagrados y un patrimonio innegable.

Los insectos nos seducen por su diversidad, hay muchísimas especies y la gran mayoría han encontrado un espacio habitable en Tlalpan, no sólo en el centro de Tlalpan, sino también en sus bosques, jardines y parques cercanos.

Los árboles son los testigos más longevos, aquí nacen los ahuehuetes, árboles sagrados según las creencias antiguas del México prehispánico, a pesar de que el centro de Tlalpan tiene áreas verdes maravillosas, pude escaparme tanto al Bosque de Tlalpan como al Ajusco para descubrir la belleza de estos gigantes que seducen a cualquiera.

Alumnos, visitantes y extranjeros en Tlalpan.

 

Llevé a mis alumnos de fotografía al Café Katsina para que conocieran este interesante lugar, aprendieran sobre los métodos de extracción, el tipo de café y la forma de trabajar de este gran emblemático lugar.

A través de Airbnb Experiences pude coordinar la visita de viajeros nacionales y extranjeros, Malou proveniente de Chiapas y Gagan de Inglaterra.

 

Tlalpan ha sido un lugar con mucha historia y recientes proyectos le han ayudado a este lugar a rescatar su patrimonio a darle vida a su pasado a través de iniciativas que promueven la historia, la cultura, las tradiciones de ayer y hoy en el centro de Tlalpan.

El arte juega un papel maravilloso en el Centro de Tlalpan, pues sus museos, talleres y centros culturales, a empezado a gestar un movimiento que poco a poco se consolida, genera ya una trayectoria importante y poco a poco nos aporta beneficios. Entre esos espacios: Casa del Virrey de Mendoza, El TIR, (Taller la Imagen del Rinoceronte), TACO (Talleres de Arte Contemporáneo) por mencionar algunos.

El origen de un barrio conformado por los antiguos pueblos, sus museos, sus cafés, sus calles llenas de tradición, los talleres de artistas y artesanos, el mercado y mucho más, hacen del centro de Tlalpan, un lugar muy especial, ideal para explorarlo y descubrir sus tesoros culturales.

Reserva este interesante tour fotográfico

Informes: Whast App 55 52 52 89 51 / carballo@thebookoflifemagazine.com

Airbnb:
https://es.airbnb.com/experiences/1262209?s=67&shared_item_type=2&virality_entry_point=2&sharer_id=297246908