La riqueza del corazón de México

Mi experiencia en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda, Querétaro.


Por Ana Solórzano

Estoy segura que conoces cielos bonitos, pero si aún no has visto el de la Sierra Gorda de Querétaro, te has perdido de un cielo exquisito que sólo se aprecia en esa zona de nuestro patrimonio nacional. Durante mi estancia de verano incluso logré distinguir a nuestra Vía Láctea, un deleite visual; te contaré más detalles del viaje que realicé y donde se encuentra este mágico lugar.

La Reserva de la Sierra Gorda es un terreno salvaje, protegido con el fin de conservar su riqueza natural de fauna y vegetación. Se ubica en el centro del país, al noreste de Querétaro, comprendiendo la tercera parte del estado, por eso se dice que se encuentra en el corazón de México.

 

Es la séptima reserva más grande del país y la más diversa en ecosistemas. El Bosque de Niebla fue el que tuve la oportunidad de conocer, viajé a este increíble lugar para hacer una investigación escolar sobre mariposas en la estación biológica “El Pilón”, poblado de Valle Verde.

Encontrarse en un Bosque de Niebla significa rodearte de un ambiente cálido, pero con nubes y niebla persistentes a nivel de la vegetación, aire puro y húmedo y con lluvias abundantes la mayor parte del año, escuchar una variedad de sonidos misteriosos de día y de noche, cielos espectaculares, aprender a lidiar con los mosquitos y sobre todo, adentrarte a un mundo de espectacular biodiversidad.

En el muestreo que realizamos para llevar a cabo nuestro estudio, encontramos pocas especies de mariposas, fueron 72 en total, escribo “pocas” porque en esta reserva se encuentran alrededor de 800, el 30% de mariposas de México. En lo personal observar esa cantidad fue increíble, aunque para los expertos que nos acompañaron no fue tan espectacular.

Gozamos la suerte de distinguir una especie dominante, es decir, una especie que se encontraba de forma más abundante que el resto: la mariposita púrpura (Eunica monima es su nombre científico). Atribuimos su presencia a la época reproductiva, ya que para llevar a cabo el apareamiento hacen migraciones de enero a junio, nosotros la encontramos en junio, al final de esta temporada.

La mariposita púrpura volaba por todos lados, se posaba sobre mi lápiz, mi gorro, mis botas de campo, incluso a veces tenía que tener cuidado por donde pisaba, los senderos se llenaban de éstas pequeñas, pareciera que estaban ahí para demostrar con terquedad su belleza.

Además de hermosas mariposas, también observamos una gran variedad de aves, murciélagos, insectos y algunos mamíferos. Tuvimos la oportunidad de hallar un zorro gris, una tlacuache preñada y otra con sus crías colgando de su pequeña bolsa llamada marsupio, sin duda fue una escena inolvidable, aún recuerdo ese feo olor a tlacuache que sueltan para simular que están muertos.

 

Para culminar con esta estupenda experiencia, hicimos un muestreo nocturno de murciélagos, ya que otro equipo de investigación se proponía tomar datos de mamíferos (sí, los murciélagos son mamíferos y son extraordinarios). Aunque estar cerca de estos seres vivos es muy interesante, entre los mosquitos y los guantes de carnaza que teníamos que llevar puestos para evitar mordeduras, fueron las especies que más trabajo me costó manejar, es importante tratarlas con mucha delicadeza y paciencia.

Manipular fauna silvestre requiere de una gran experiencia y vocación, en todo el proceso es necesario tener consciencia de que la vida de un ser vivo está en tus manos y que corres riesgos al tomarla, todos los animales tienen una técnica de captura específica, así como de manipulación, por lo cual las personas que no tengan el conocimiento no deben hacerlo.

Los Bosques de Niebla son los ecosistemas terrestres más amenazados a nivel nacional y paradójicamente son de extrema importancia debido a la extraordinaria biodiversidad que albergan y a los servicios hidrológicos que proveen.

Tener este tipo de ecosistemas en el país nos invita a la reflexión para valorar la riqueza y sobre lo que podemos aportar para el cuidado del medio ambiente, además incentiva a tener una visión turística enfocada a la conservación.

¿Cómo puedes conocer La Reserva? El Grupo Ecológico se ha preocupado por generar un desarrollo sustentable, entre otras estrategias, a través del ecoturismo, por lo cual te recomiendo que te pongas en contacto con ellos por medio de la siguiente página:

http://sierragorda.net/contacto/

En ésta podrás encontrar los teléfonos y correos para obtener informes y recomendaciones básicas.